PEER

PEER nació de las tertulias de los cantores de Anaiki (Jean Lissard, Romain Cordelier, Antoine Juanicotena, Dapinxi, etc.) que constataron la ausencia de un equipo de rugby en la Casa Vasca. Así contactaron con Jean-Paul Fabas para que liderara el grupo en ese momento y él aceptó la nueva aventura. El primer entrenamiento se dió en la puerta de Saint Ouen pero rápidamente PEER se instaló en el estadio Pablo Neruda de Saint-Ouen. El primer nombre del equipo fue PET (Pariseko Eskual Taldea - equipo de la Casa Vasca) pero no tardó en cambiarse por PEER (Pariseko Eskual Etxea Rugby). Fue entonces cuando en un entrenamiento se anunció: "El PEER ha nacido".

El grupo se compuso por habituales de la Eskual Etxea y amigos exiliados en París o parisinos, como también muchos originarios de Bayona (Poloch, Marc, Irachet, Nicolas Alquié, Bozian, etc.), algún que otro de Biarritz (Benoit), de las Landas (Geraldo y Steven),etc. Algunos de ellos se fueron de París y a su vez del PEER: Lissar, su primer presidente, Antoine y Fabas (que jugaba un poco). Uno de los partidos más emblemáticos se dio cuando el PEER cumplía sus 50 años: un partido en el que antiguos jugadores de Aviron se unieron para crear una selección de antiguos Red Stars, entre los azules, Peyo Alvarez del gran Bayona en los años 80.

La táctica de juego de PEER ha evolucionado: empezaron con partidos muy pobres, ya que el equipo estaba compuesto por jugadores muy mayores pero con experiencia y por algún que otro jóven muy novato en rugby. La llegada de numerosos jóvenes del país permitió homogeneizar el equipo. Gracias a ellos empezaron a marcarse el objetivo absurdo (manteniéndolo en secreto) de ganar la H-cup antes de los 30 años de existencia. El lema del equipo era y sigue siendo : que todos disfruten tanto jugando como cantando después. Porque no debemos olvidar que el PEER fue creado por una serie de cantores que querían jugar a rugby (aunque cantar no sea siempre ortodoxo).

A día de hoy PEER ha escrito una nueva página en la historia. En 2012-2013 el equipo ganó el campeonato FFSE ¡en su primera participación! El equipo se renueva, sigue construyéndose, pero sobre todo mantiene sus valores. Las prácticas de homogeneización de tropas hacen cada año maravillas. Ya sea en Aberdeen, Barcelona, Cork/Galway o Bucarest, ¡el equipo ha jugado pletóricamente! ¡Y qué decir de las fiestas del PEER!

Por último, un paso crucial que se dio en 2012-2013: ¡el PEER femenino! Crear un PEER femenino es un gran logro y orgullo para la Eskual Etxea, las chicas de este equipo están encantadas y dan un gran ejemplo de deportividad. El equipo femenino se ha enfrentado ya a ASB, en un partido en el que dejaron el nivel muy alto.