Lokarria

"Lokarria- Comité de apoyo al pueblo vasco" es una asociación humanitaria creada en 1990. Ésta tiene como objetivo recuperar información sobre la situación del País Vasco y llevar a cabo diferentes eventos en la región parisina. También da su apoyo a las familias de presos políticos vascos, colabora en la promoción del euskera y de la cultura vasca. En 1994, Lokarria se une a las asociaciones de Pariseko Eskual Etxea y participa junto a las otras en diferentes eventos, creando actividades como "Kantaldi" (Txakun, Erramun Martikorena, ...), "Dantzaldi" (Izan, Sakasta, ...), debates (Proyectos institucionales de Iparralde, creación de Laborantza Ganbara,...) y el Aberri Eguna. En mayo de 1996 Lokarria crea el Pariseko Herri Urrats, fiesta organizada en París, creando un ambiente similar al que cada año se da en la misma fecha en torno al lago de Saint Pée en Iparralde. En 1998 la asociación Sustraiak-Erroak se une a Lokarria para continuar celebrando el Herri Urrats, a la que más recientemente se unirá Pariseko Eskual Etxea. A día de hoy, el Herri Urrats es una fiesta anual que se celebra en París, en el que todas las asociaciones de la Eskual Etxea aportan su granito de arena (Gazteria con sus cantos y bailes, etc.). Los beneficios obtenidos en esta fiesta anual son para la federación Seaska de Ikastolas del País Vasco Francés, para que puedan seguir transmitiendo el euskera a las futuras generaciones.

De acuerdo con los estatutos de Lokarria, los beneficios obtenidos por la asociación son donados a organismos humanitarios de ayuda a los presos y familiares (habitualmente a la asociación Lagundu) y a Seaska, en lo que a los beneficios del Herri Urrats se refiere. El comité Lokarria, desde de su creación, se relaciona con grupos que promueven la cultura y economía del País Vasco, además de diferentes partidos políticos abertzales de todo tipo de tendencias, organismos sindicales, grupos de jóvenes, asociaciones progresistas francesas y organismos de representación minoritarios.

Lokarria representa tanto a los Vascos que viven en la región parisina, como a las personas de diferentes orígenes que comparten sus preocupaciones humanitarias. La asociación cuenta a día de hoy con una veintena de miembros.